Con la llegada de David Kremer y Joe Lacey, ya no hay ningún participante de la Mini-Transat La Boulangère en el mar. De los 87 patrones que iniciaron la primera etapa, 83 llegaron a buen puerto en Las Palmas de Gran Canaria. Un lugar excelente para descansar y hacer bricolaje a bordo antes de afrontar la segunda etapa, 2.700 millas rumbo al puerto de Marin (Martinica), y que zarpará el sábado 2 de noviembre a las 13:08.

Todos los participantes de la Mini-Transat 2019 están en el puerto deportivo de Las Palmas de Gran Canaria. Lamentablemente, cuatro skippers se han visto obligados a abandonar durante la primera etapa que zarpó de La Rochelle el 5 de octubre: Jonathan Chodkiewiez, Jean-Baptiste Ternon, Pavel Roubal y Yann Blondel.

Los otros 83 competidores han logrado completar el recorrido, algunos al precio de un recorrido más complicado de lo previsto, como en de los dos últimos llegados, David Kremer y Joe Lacey, que llegaron el domingo por la noche. Por lo tanto, más del 95% de la flota ha logrado llegar a las Islas Canarias. Muchos han experimentado problemas eléctricos, a pesar de que la opción 100% solar, tentadora sobre el papel, no ha sido tan efectiva como se esperaba. Varios patrones se plantean incorporar durante la parada, una segunda fuente de energía (hidrogeneradores, por ejemplo).

Prólogo el 26 de octubre, inicio de la segunda etapa el 2 de noviembre.

Algunos han regresado a sus casas para trabajar o descansar, otros están haciendo turismo en Canarias y hay quien no paran de trabajar en sus barcos, como Guillaume Coupé, que tiene mucho trabajo tras su colisión con un OFNI (Objeto Flotante No Identificado) durante la primera etapa. En todo caso, todos estarán en Las Palmas el 25 de octubre porque al día siguiente tendrá lugar la regata prólogo. Luego, el sábado 2 de noviembre, será la hora de abordar la etapa reina: el sábado 2 de noviembre se dará la salida a las 13:08h con rumbo a La Martinica, a 2.700 millas ya en el Mar del Caribe.

Compartir esta Entrada