Los primeros navegantes de la Base Mini que participan a la regata Mini Med, han cruzado la línea de llegada en Marsella tras cuatro días de navegación en solitario. Las condiciones meteorológicas han complicado mucho la edición de este año. 

La Mini Med de este año se ha convertido en una regata complicada en todos los sentidos. Ya antes de la salida, el recorrido tuvo que ser acortado por la organización a causa de la previsión meteorológica, que daba vientos sostenidos de hasta 30 nudos.

Después de la salida, nuestros navegantes se mantuvieron muy juntos y con estrategias muy poco diferenciadas durante las primeras millas. A las 24 horas ya habían pasado la isla de Levante, y las condiciones iban empeorando.

Fue entonces cuando recibimos la noticia de que la Pilar Pasanau tenía que abandonar su mini OPEN ARMS Peter Punk, siendo evacuada por un helicóptero de rescate Panther de la Marina, con base en Hyères. Había roto el mástil y las condiciones le obligaron a dejar la embarcación a la deriva. El rescate se efectuó en menos de dos horas sin más incidentes y Pilar llegó a tierra sana y salva. En estos momentos ya ha iniciado la operación de rescate de su mini.

A partir de entonces se diferenciaron dos estrategias, la mayoría de la flota hizo Sur pero el Mini Skippy de Florian Quenot y el Shaman de Michel Sastre optaron por la opción Norte, pegados a tierra. Ésta resultó ser la opción buena y ambos skippers consiguieron avanzar muchas millas al resto de la flota. Finalmente han sido ellos dos los primeros al llegar en Marsella.

Unas 20 millas antes de virar la primera marca, Djemila Tassin con su Kairos 552, también de la Base Mini de Barcelona, sufrió un blackout, quedándose totalmente sin electricidad y por tanto sin piloto automático ni electrónica a bordo.

Debido a las duras condiciones, tuvo que virar y puso rumbo a la segunda marca. Para ser su primera regata de clase B en solitario, Djamila ha demostrado sobradamente estar a la altura de las exigencias de una prueba de estas características y en condiciones muy duras.

El otro navegante de Base Mini FNOB, Luigi Dubini con Sponsor Wanted 691, sufrió una encalmada junto al Blue Oscar, que los dejó parados el tiempo suficiente como para perder unas buenas condiciones de viento que sí favorecieron al resto de la flota.

La regata de Luigi se caracterizó por optar por opciones tácticas más arriesgadas que el resto de la flota, que le favorecieron en casi todas las bordadas. Pero asumir riesgos, comporta a veces asumir pérdidas. Desgraciadamente en una de estas que no le salió como él esperaba, perdió lo que había ganado.

El AUDI E-Tron 659 de Danielle Nanni, y el Caerus 769 de Marco Buonnani, también de Base Mini FNOB, les siguen. Ambos han hecho también una excelente regata, muy constante, con una estrategia decidida y buena velocidad.

Hay que destacar el Vamos Vamos, de Jose Linares, también de la Base Mini de Barcelona y que ha hecho una excelente regata. José ha llegado en tercera posición y ha sido muy constante durante toda la prueba.  Sus decisiones le han favorecido en muchas ocasiones y ha conseguido sacar distancia al resto de competidores. ¡Enhorabuena por un merecido podio!

Y enhorabuena a todos los ministas que han participado en esta prueba y que año tras año se muestra como una de las duras de la temporada Mini.

 

José linares:

¡Genial! ¡He disfrutado cono un niño! ¡Vaya regata chula! He vuelto a tener problemas de baterías y no he podido descansar demasiado. Cargaba con el generador y no aguantaba la carga. He tenido que controlar la gasolina para poder llegar, puesto que aprovechaba para descansar cuando lo ponía en marcha. Después de la salida de Marsella me quedé a un pozo y arriesgué un poco para volver a entrar en regata, ¡el sur estaba brutal!

 

Djemila Tassin:

Blackout en la segunda noche, a la puesta de sol se apagó todo el equipo. Tuve que estar 20h a la caña y el waypoint estaba en medio de la depresión. Faltaban 20 millas para llegar al primer waypoint y esto significaba al menos 8h mas a la caña, con mucho de viento y olas y tuve que decidir ir al sur para no poner en riesgo el barco y a mí, sin electrónica ni vhf. 

Por el hecho de no dormir llegué a oir voces, dormía despierta y tuve alucinaciones. Después salió el sol y pude cargar las baterías de nuevo. El resto de regata fantástica, bellísima, puestas de sol increíbles, cielos alucinantes...

Más información y la clasificación oficial aquí:

https://www.cntl-marseille.com/regates-2/mini-med-2019/23101-2/

Compartir esta Entrada