A. Mermod: “La Barcelona World Race es el elemento central en el proceso de internacionalización del Campeonato del Mundo”

FNOB
13/09/17


Con ocasión del Consejo de Administración que la IMOCA celebró en Barcelona, Antoine Mermod nuevo Presidente de la clase, concedió una entrevista al magazine del Real Club Náutico de Barcelona en la que explica la situación de la clase y la importancia de la FNOB y la Barcelona World Race en la definición del calendario.

A continación transcribimos la entrevista que puede verse en el magazine del RCNB en su formato original

Con ocasión del Consejo de Administración que la Clase ha celebrado en nuestra ciudad, le preguntamos por la situación de la Clase tras el éxito de la pasada Vendée Globe y por la Barcelona World Race, que zarpará dentro de menos de 18 meses desde Barcelona.

Antoine Mermod estuvo integrado en el equipo técnico de la FNOB de la segunda edición de la Barcelona World Race. Fueron muchos meses viviendo y trabajando en la Base Oceánica de la Fundación, en el Port de Barcelona. ¿Qué recuerda de esa etapa en nuestra ciudad?

Tengo muy buenos recuerdos. Había mucha energía y mucho compromiso por parte de los proveedores y colaboradores, que trabajaron en la Base implicándose en el proyecto de un modo muy personal. Además, los equipos que se gestionaron desde la Base alcanzaron muy buenas posiciones: Pachi y Toño hicieron 3º y Pepe y Alex 4º. Por otro lado, contribuir al sueño que fue para Cali y Jaume la vuelta al mundo en el We Are Water, en un proyecto relacionado con la sostenibilidad y el medio ambiente, es un orgullo para cualquier responsable técnico. Por cierto, en esa época tuve muchas ocasiones para visitar el Club. Algunos eventos se hicieron en las instalaciones del RCNB y nuestros barcos estuvieron amarrados en sus pantalanes en varias ocasiones.

¿Cuál es la situación de la Clase IMOCA, tras el éxito de la última edición de la Vendée, con una participación record de 30 barcos, entre los que estaba Dídac Costa, primer catalán y segundo español que la completa?

La Clase IMOCA goza de una excelente salud. Todos los barcos que han participado en la Vendée Globe se han vendido o alquilado y estarán en nuevos proyectos en los próximos años. Por tanto hay mucho dinamismo en la Clase. Muchos de estos nuevos proyectos están cerrando sus presupuestos y la mayoría apuntan a la Barcelona World Race, la próxima vuelta al mundo de la Clase IMOCA. La participación de un proyecto español en la Vendée ha sido muy importante para que se cuente con España en la Clase IMOCA.

Se han apreciado considerables diferencias entre los barcos equipados con foils y los que no. ¿Los foils llegaran a crear dos categorías en la Clase IMOCA?

No, no pensamos en absoluto en ese doble escenario. La Clase IMOCA es una Clase de innovación. Los barcos no equipados con foils pueden hacer modificaciones si lo desean e incorporarlos. Lo cierto es que los foils aportan ventajas pero no en todos los ángulos de viento. En la última Vendée Globe se ha demostrado que los barcos sin foils también pueden estar entre los primeros puestos.

En nuestro país hay un número creciente de navegantes oceánicos, pero la dificultad de los altos presupuestos de la Clase hace que pocos proyectos lleguen a la salida. ¿Qué soluciones cree que puede aportar la reglamentación de la Clase para contener los altos costes?

La Clase ha trabajado y trabaja en establecer reglas que limiten en parte la escalada de costes. Por ejemplo, en quillas y palos. Pero lo cierto es que, siendo una Clase abierta y, como he dicho, de innovación técnica al máximo nivel, los costes nunca serán bajos. Hay que tener en cuenta además que los enormes retornos de inversión que han obtenido la mayoría de los patrocinadores en la Vendée Globe, relativiza mucho esos costes. En las regatas de la Clase IMOCA se aprecian siempre tres grupos de participantes, un tercio en cabeza, otro que ocupa la parte media de la clasificación y finalmente el que solo tiene por objetivo finalizar. Los tres son importantes para el organizador, para la Clase, para los medios de comunicación y para los propios participantes. Son historias diferentes para explicar a públicos diferentes. Con este este equilibrio en la flota se añade valor al evento, se garantiza la innovación tecnológica, que requiere grandes inversiones, y se preserva la vela oceánica de aventura y de reto personal, en la que los debutantes adquieren la experiencia necesaria para acceder a los puestos de cabeza.

Recientemente, la Clase IMOCA ha celebrado su Consejo de Administración en Barcelona. ¿Por qué se ha elegido nuestra ciudad en esta ocasión?

 Hubo dos motivos. El primero, porque era el primer Consejo del nuevo equipo que gestiona la Clase tras la Asamblea General de París, y el siguiente evento y el segundo en importancia para la Clase, es la Barcelona World Race.

Era lógico por tanto que se hiciera en Barcelona, en la sede de la FNOB, que es el organizador de la vuelta al mundo en doble. El segundo y no menos importante fue porque el tema principal del Consejo era trabajar con algunos organizadores de regatas, para la internacionalización del Campeonato de Mundo IMOCA. En este asunto la Barcelona World Race y la FNOB tienen un papel central.

Este año además del Consejo de administración de la IMOCA, la federación internacional de vela Word Sailing también ha elegido Barcelona para su congreso anual. Barcelona acoge un sinfín de regatas internacionales, recientemente por ejemplo la Regata Puig Vela clàssica o las la Extreme Sailing Series. La ciudad ha sido la sede, puerto de llegada, de salida o de etapa de muchas regatas de la Clase IMOCA (NY-BCN, Vuelta a España, Europa Warm Up, Vuelta a Europa, Barcelona World Race…) ¿Barcelona se consolida como una de las ciudades de referencia en la vela mundial y, tal vez especialmente en vela Oceánica?

Si, por supuesto, Barcelona es una ciudad atractiva, muy bien comunicada, con un excelente clima y en la que uno se siente enseguida bien acogido. Eso la convierte en el destino preferente para toda clase de eventos. A parte este evidente atractivo, en Barcelona hay mucha tradición y experiencia en la organización de grandes eventos deportivos y, por tanto, cuenta con muy buenos profesionales, infraestructuras y empresas que se dedican a ello. En la parte náutica, las instalaciones son de primer nivel y la ciudad hace unos años que ya vive de cara al mar. Por ello es lógico que tanto la IMOCA como otras entidades internacionales veamos Barcelona como un magnifico centro de operaciones.

 Por lo que nos dice la Barcelona World Race es importante para la internacionalización del Campeonato del Mundo de la clase IMOCA. Pero, ¿cuál es el peso de la Fundación Navegación Oceánica de Barcelona dentro de los órganos de gestión de la clase IMOCA?

La Barcelona World Race es, como he dicho, el segundo evento más importante del calendario de la Clase IMOCA. Por tanto, la FNOB está presente en las decisiones del Consejo de Administración y es miembro permanente de la Asamblea General de la Clase. Además, la Barcelona World Race, especialmente con el nuevo formato, es el elemento central en nuestro proceso de internacionalización del Campeonato del Mundo.

¿Qué le parece el nuevo formato de la Barcelona World Race que presentó la FNOB en la Asamblea General de la Clase, que incorpora una parada en Australia, el cambio de co-patrón y retrasa la salida al 12 de Enero?

Como Presidente de la Clase IMOCA, mi trabajo incluye ser el representante de la opinión de los skippers. Tras la presentación por parte del director general de la FNOB, Xosé-Carlos Fernández, del nuevo formato de la Barcelona World Race 2018 - 2019 en la Asamblea de París, he tenido muchos encuentros con los equipos y con los patrones de la Clase. Todos han acogido la noticia del nuevo formato muy positivamente; debo decir que la inmensa mayoría están encantados con la propuesta de la FNOB. La parada en Sidney contribuye muy positivamente a nuestra voluntad de internacionalización del Campeonato. Por otro lado, la opción de cambio de co-skipper permitirá a nuevos skippers a acercarse a la Clase, lo que sin duda puede ayudar a mejorar todavía más el nivel deportivo de la regata. Me consta que son muchos los equipos que, gracias a los cambios introducidos, han incorporado la Barcelona World Race a su calendario.

¿Podemos decir, por tanto, que la Barcelona World Race goza de buena salud?

Por supuesto. Para la Clase IMOCA, la Barcelona World Race es imprescindible para dar sentido al Campeonato del Mundo. El trabajo conjunto que la FNOB y la organización de la Vendée Globe, los dos pilares de la IMOCA, llevan a cabo desde hace meses con nosotros, es fundamental para el futuro de la Clase.

imgfons