Este sábado 5 de octubre, a las 10:38, los 87 skippers de la Mini-Transat La Boulangère han zarpado de La Rochelle rumbo a Las Palmas de Gran Canaria. Si bien la salida se dio en condiciones de vientos muy suaves, estrenaron las 1.350 millas con el paso de un frente la primera noche. En la segunda en cambio, tendrán que negociar una casi inexistencia de viento con olas de 2,5m.

"Valió la pena la espera… " Es alguna de las frases que se escucharon en los pantalanes antes de la salida. Es cierto que los patrones han tenido que esperar 13 días para poder tomar la salida, pero muchos se sintieron aliviados al poder comenzar su aventura en unas muy confortables condiciones de viento y temperatura. Tiempo habrá para negociar frentes y borrascas.

A las 10:38h en punto la flota de 87 Minis tomaron la salida frente a La Rochelle. La primera salida fue buena, sin penalizaciones ni llamadas y no hubo ningún incidente técnico. El viento era muy ligero (alrededor de 5 nudos) y la corriente hacía que la navegación fuera bastante técnica. Los primeros tres barcos en cruzar la primera boya de desmarque fueron Julien Berthélémé (742), Axel Tréhin (945) y Hendrik Witzmann (920). 

La ruta a Las Palmas de Gran Canaria será complicada. Antes de poder navegar con los vientos portantes de la costa española y portuguesa, deberán gestionar varias transiciones en el Golfo de Vizcaya. Un rompecabezas para los ministas, que deberán estar muy atentos para sacar partido a los cambios de viento e intentar acercarse al flujo Sur/Sur-Oeste que les llevará casi hasta Finisterre. Los primeros protos se espera que pasen por el cabo el martes por la mañana; a partir de entonces podrán empezar las planeadas con el espinaker….

Sigue la regata en el tracker: https://www.minitransat.fr/es/siga-la-carrera/cartografia

Compartir esta Entrada