Una competición no tiene historia hasta que alguien la gana, y la Barcelona World Race tuvo su primer ganador el 11 de febrero de 2008 a las 21:49:00, cuando Jean-Pierre Dick y Damian Foxall cruzaron la linea de llegada. Comenzó la historia de la vuelta al mundo barcelonesa que dentro de 11 meses escribirá su cuarto capítulo.

Una competición no tiene historia hasta que alguien la gana, y la Barcelona World Race tuvo su primer ganador el 11 de febrero de 2008 a las 21:49:00, cuando Jean-Pierre Dick y Damian Foxall cruzaron la linea de llegada. Comenzó la historia de la vuelta al mundo barcelonesa que dentro de 11 meses escribirá su cuarto capítulo.

La noche del Portal de la Pau se iluminó de bengalas. Las enarbolaban Jean-Pierre Dick y Damian Foxall. Habían partido el 11 de noviembre anterior y, por primera vez en sus más de 500 años de vida, el Port Vell de Barcelona recibía a unos navegantes que habían dado la vuelta al mundo a vela sin escalas. 

A bordo del Paprec-Virbac 2, la pareja franco irlandesa realizó una regata impecable. El vencedor en Barcelona protagonizó un emocionante duelo con el Hugo Boss de Alex Thomson y Andrew Cape hasta el Atlántico Norte. A partir de ahí se distanciaron y entraron en el Mediterráneo con una clara ventaja. Cruzaron la línea frente al Port Olímpic tras 92 días, 09 horas, 49 minutos, 49 segundos de navegación.

 

La foto aérea de Jean-Pierre y Damian enarbolando la bandera de la Barcelona World Race en el mar Balear, pocas horas antes de la llegada, es un recuerdo imborrable para todos los aficionados de la vela oceánica y para todos los que, gracias a ellos, conocieron y amaron un deporte del que ahora son fieles seguidores.

Compartir esta Entrada