La meteorología obliga a la Dirección de Regata a aplazar 24h la salida para evitar unas condiciones muy duras para la flota de Mini 6,50. Será el miércoles 9 a las 12:00h, cuando los 14 participantes tomaran la salida rumbo a Baleares.

Las previsiones meteorológicas para las próximas horas en Baleares han obligado a la dirección de regata a retrasar la salida de la regata Base Mini Barcelona. Con toda la flota ya concentrada en el RCNB, en la reunión de patrones de ayer se comunicó a los navegantes la decisión de retrasar la salida al miércoles. Algunos modelos prevén que hay un 50% de posibilidades de la formación de un ciclón tropical mediterráneo (Medicane) que afecte a Baleares para entrar después por la costa central de Catalunya.

Los catorce participantes pasaron los controles administrativos y de seguridad a partir del sábado y estaban en condiciones para poder tomar la salida, pero las previsiones aconsejan que esperen 24 en puerto a la espera de ver como evolucionan los pronósticos.

LA SEGURIDAD, LO PRIMERO

La dirección de regata ha previsto la posibilidad de modificación de recorrido o incluso la reducción del mismo, incluso en plena regata, si se hace necesario por la seguridad de los participantes. El IMOCA Escuela de la FNOB, seguirá en todo momento la flota como barco de acompañamiento. En caso de necesidad, su tripulación podrá intervenir tanto si se trata de una emergencia como si hay que modificar o reducir la regata, informando a los participantes y tomando tiempos de llegada. La organización también ha previsto un control de paso obligatorio en Dragonera que controlará el paso de los participantes. Cada 12 horas, a las 08:00h y a las 20:00h, la tripulación del IMOCA Escuela de la FNOB, llevará a cabo una rueda de contacto con todos los participantes por radio para confirmar que todo va bien a bordo.

De momento, la entrega de premios sigue prevista para el domingo 13. Las condiciones sanitarias obligan a que ésta sea a puerta cerrada.

Compartir esta Entrada