La etapa de regreso entre Laredo y Les Sables pasando por la desembocadura del Loira, ha resultado decisiva. Las diferencias entre participantes tras la primera etapa eran muy escasas. Entre los dos primeros, tanto en PROTO como en SERIE, no había mas que siete minutos entre ellos a la llegada, y solo media hora entre los tres líderes. La segunda ha puesto las cosas en su sitio.

A pesar de que se esperaban 20 horas de vientos suaves y luego ráfagas de hasta 30 nudos entre Saint Nazaire y la llegada, nada de eso ha sucedido. “En la segunda mitad, lo que encontramos no se parecía en nada a nuestras previsiones. Era necesario improvisar", comentó Tanguy Bouroullec (969 - Cerfrance), quien, al igual que sus competidores, tuvo que adaptarse a las circunstancias durante esta parte de la regata. "La meteo ha sido para volverse loco. La primera noche fue literalmente de fuegos artificiales. La flota ha explotado por completo. No sabíamos dónde estaban los demás. Estuve 15 horas sin nadie en el AIS, preguntándome dónde habían ido todos ", dijo Erwan Le Mené (800 - Rousseau Fences), que decidió por una opción hacia el Oeste, que le ha beneficiado entre Laredo y la boya SN-1, y que probablemente le ha dado la primera plaza entre los PROTO. "Los primeros barcos que vi en AIS fueron SERIES. Pensé que no era una buena señal, pero al amanecer, cuando todos convergieron en la SN-1 en la desembocadura del Loira, entendí que había tomado la buena opción", agregó Erwan, quien cosiguió adelantarse 15 minutos y 56 segundos al segundo, Tanguy Bouroullec, a bordo de Cerfrance, el POGO Foiler, y 34 minutos y 59 segundos a Axel Trehin. "Terminar en el segundo lugar de la etapa y segundo en el podio de la general, es genial. Queríamos hacer un barco versátil y creo que lo logramos ", dijo el patrón del plan Verdier, que causó una muy buena impresión solo dos meses y medio después del lanzamiento. Se confirma el potencial del esperado POGO Foiler.

Con la llegada esta mañana a las 07:46:40 del KRISTINA (954) de Miguel Rondón, en el puesto 38º, todos los participantes de Base Mini FNOB ya están en puerto. Daniele Nanni, AUDI E TRON (659) en el puesto 34º y Luigi Dubini, SPONSOR WANTED (691) en el 33º le precedían en la llegada por solo unas horas.

Los mejores clasificados de la flota española fueron Javier Cifrian, URRO (832) en un excelente 19º puesto y Joaquin Armengot, MAS LOCO (880) en el 28º.

Una muy buena regata para todos, y especialmente oportuna para poner a punto tanto barcos como marinos de cara a la Mini Transat 2019. Ya faltan menos de 50 dias…

¡Enhorabuena a todos! Nos vemos en La Rochelle…

Compartir esta Entrada