14 trabajadores en el paro han aprendido y practicado con aplicaciones reales las técnicas más avanzadas que requieren los materiales compuestos en la Base Oceánica y con los barcos de la FNOB. Tras 130 horas lectivas podrán reincorporarse con mayores posibilidades a un mercado laboral que requiere una alta especialización.

Esta semana han culminado las 40 horas de prácticas del curso sobre técnicas avanzadas en materiales compuestos, fibra de vidrio y tratamiento de superficies que organiza y subvenciona Barcelona Activa y que se desarrolla conjuntamente con el Institut de Nàutica de Barcelonay la FNOB. El curso, de 130 horas totales, es una de las muchas iniciativas de Barcelona Activa para trabajadores en paro que promueve la formación en técnicas que precisan una alta calificación. En el caso concreto de las aplicaciones del sector náutico, el Institut de Nàutica de Barcelona viene colaborando con la FNOB en el desarrollo de cursos basados en las enormes posibilidades que ofrece el sector de la náutica deportiva para la formación en las más avanzadas técnicas industriales.

El fomento y desarrollo de estos cursos se enmarca plenamente en los ejes de trabajo de la FNOB, que pone su conocimiento e instalaciones a disposición de los docentes para que los alumnos puedan aplicar a casos reales los conocimientos aprendidos. En el caso de este curso sobre materiales compuestos, las prácticas de técnicas avanzadas de laminado se hacen en la Base Oceánica de la FNOB, que presenta las instalaciones más adecuadas para ello. Los alumnos han aprendido a laminar por infusión al vacío y han realizado prácticas reales con los barcos de la FNOB. En el Mirabaud  han realizado varias reparaciones, y en el One Planet, One Ocean, el barco con el que Didac Costa realizó la pasada Vendée Globe, han construido la ojiva de la quilla.

Poder aplicar de forma inmediata los conocimientos aprendidos es un privilegio que multiplica la efectividad del curso. Edgar Martínez, el responsable de la docencia, está satisfecho del nivel logrado: “Algunos de los alumnos pueden reincorporarse al mundo laboral conociendo técnicas muy requeridas por la industria de los composites que no muchos dominan. Gracias a la disponibilidad de las instalaciones y los barcos de la FNOB hemos podido sacar mucho más provecho a cada hora lectiva que en un curso reglado de grado medio. Practicar in situ es muy importante”.

Compartir esta Entrada