Seis en la salida, seis en la llegada. En la Mini-Transat esto es ya un éxito. David Alonso, Guillermo Cañardo,Marta Güemes, Marc Miró, Pilar Pasanau y Pablo Torres han completado una nueva gesta con armas que son la esencia de la vela oceánica de alta competición: gestión, valor y tesón. Sus historias se suman al elenco de navegantes españoles - ¡son ya 29! - que han logrado acabar la regata. 

La flota española ha vuelto a repetir los plenos de 2003 y 2009 en los que todos los solitarios lograron finalizar la gran clásica de la Clase Mini que muchos catalogan como la regata transatlántica más dura. Configuran una masa crítica que debe evolucionar proyectando la vela oceánica española hacia las cotas más altas que se merece.

Pablo Torres llegó en el puesto 16, tras 18 días y 18 horas de navegación desde Las Palmas. Tras superar una rotura de las crucetas a la altura de Cabo Verde ha logrado el 19 de la general en la clase Proto y sacarse la dolorosa espina de su abandono en la pasada edición.

Pilar Pasanau arribó un día más tarde logrando el puesto 23 de la general y la meritoria distinción de ser la primera mujer española en acabar dos Mini-Transat. La gesta de Pilar le permite también olvidar su abandono de 2015. 

En la división de barcos de serie, David Alonso logra su primera Mini-Transat con un excelente 21º puesto tras superar una colisión con un pesquero tres días después de la salida de la segunda etapa en Las Palmas en la que perdió su espi más grande. 

Marta Güemes realizó una extraordinaria segunda etapa consiguiendo el mejor tiempo de todo el equipo español (18 días y 3 horas) en ambas divisiones. Con su 30º de la general de barcos de serie se convierte en la tercera mujer española con una Mini-Transat acabada, tras Anna Corbella y Pilar Pasanau.

Guillermo Cañardo logra su segunda Mini-Transat y se suma al selecto grupo de españoles con más de una regata finalizada: Hugo Ramón, con tres y Albert Bargués,Alex PellaBruno García, Juan Carlos Sanchis, Gerard Marín y Pilar Pasanau, con dos.

Marc Miró completó ayer el éxito de la flota logrando el objetivo con el que partió de La Rochelle: llevar su Pogo1 a Martinica.

¡Felicidades a todos!

Compartir esta Entrada