COMMON SENSE

La FNOB colabora con el proyecto Common Sense que tiene como objetivo desarrollar sensores para ser instalados a bordo de cualquier tipo de embarcación con la finalidad de obtener datos fundamentales para conocer más a fondo el océano.

Los casi 40 meses de trabajo culminaron en la Base Oceánica de la FNOB en Barcelona con las pruebas finales de los dispositivos.

El gran reto del proyecto es lograr unos sensores de bajo coste de fabricación, que permitan automatizar las operaciones de medida y la compartición de datos en tiempo real en una plataforma web de fácil acceso. De este modo se minimizan los costes de instalación, la operación personal y el procesamiento de datos, lo que permite adaptar los sensores a un amplio abanico de embarcaciones y situaciones.

Los sensores probados en la Base Oceánica proporcionan datos del nivel de eutrofización (el enriquecimiento en nutrientes de un ecosistema), la concentración de metales pesados y de microplásticos, la contaminación acústica y otros parámetros como la temperatura y la presión que sufren las aguas del mar. Todos estos datos son muy valiosos para conocer más a fondo lo que está ocurriendo en el océano y poder diseñar soluciones para cuidar este elemento fundamental para la vida en la Tierra. El océano es un auténtico órgano vital que, más allá de acumular un enorme abanico de formas de vida imprescindibles para nosotros, se comporta como un segundo gran pulmón del planeta al absorber gran parte del CO2 que emitimos.

Los IMOCA son unas de las embarcaciones a las que pretende llegar Common Sense, y el proyecto de Didac Costa en la Vendée Globe 2016/17 sirvió para desarrollar una versión reducida de estos sensores adaptable al duro trato y hostiles condiciones ambientales en los barcos de regatas a vela, especialmente los que dan la vuelta al mundo por zonas remotas de las que se tienen muy pocos datos. 

La experiencia de Didac con el sensor Common Sense confirmó la consecución de varios de los objetivos del proyecto. El dispositivo es fácil de instalar y estibar, y no comporta complicaciones para el regatista, ni siquiera en solitario. Esta experiencia se enmarca en los objetivos que fueron pioneros en la Barcelona World Race 2010/11 y 2014/15: convertir a los IMOCA en plataformas de captación de datos difíciles de obtener y proporcionar a los navegantes la oportunidad de convertirse en agentes científicos alrededor del mundo. 

El proyecto COMMON SENSE está coordinado por el Centro Tecnológico Leitat y aglutina a un consorcio de 15 socios de siete países diferentes, ofreciendo un amplio know how y conocimiento técnico en el área de la monitorización marina. Además de la FNOB están Aquatt UETP Ltd (Irlanda), la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Cientificas – CSIC (España), el Consiglio Nazionale Delle Ricerche – CNR ( Italia), Dropsens S.L. (España), la Dublin City University (Irlanda), la Cyril And Methodius University In Skopje (Antigua República Yugoslava de Macedonia), Idronaut (Italia), el Instytut Oceanologii Polskiej Akademii Nauk – IO PAN (Polonia), la University College Cork, National University Of Ireland (Irlanda), Simulacions Optiques Sl – SNELLOPTICS (España), Subctech Gmbh (Alemania), T.E. Laboratories Limited (Irlanda) y Secretary Of State For Environment, Food And Rural Affairs – CEFAS (Reino Unido).

Compartir esta Entrada